Se hizo una operación para volver a ser aceptada por su familia y murió en el quirófano

ESTA ES LA NIÑA RUSA QUE SU FAMILIA NO LA ASEPTABA POR SUS PROBLEMAS FISICOS.

 

Katya Badaeva, una joven de 17 años, fue abandonada y trasladada a un orfanato por sus padres porque nació con una deformación en el rostro. En un intento desesperado por volver a unirse al núcleo familiar, la joven aseguró estar dispuesta a cualquier cosa y aceptó la petición de su madre: someterse a una operación de cirugía estética para poder volver a su hogar.

 

La petición se realizó en un programa de la televisión rusa, donde la madre defendía su postura de que la joven cambiara su apariencia, sin atender a las consecuencias que la operación podría tener para su hija. La mujer aseguraba que con la operación, ella sería aceptada en el remoto pueblo donde vive la familia, dado que con la desfiguración de su rostro no la aceptarían jamás.

Se hizo una operación para volver a ser aceptada por su familia y murió en el quirófano

Katya no dudó en aceptar y viajó hasta Moscú para operarse. Su madre explicó que los médicos le dijeron que su hija no viviría más de un mes, lo que le motivó a llevarla a un orfanato. Después de esto tuvo tres hijos más. Ahora asegura que fue Dios el que se llevó la vida de la joven, no los médicos. “No puedo traer a mis hijos de nuevo. Se sometió a muchas pruebas antes de la cirugía, Dios probablemente le ha dado solo este tiempo”.

Sin embargo, la Policía ha abierto una investigación y se le está practicando una autopsia a la joven para revelar las causas de su muerte, tal y como recoge Daily Mail. Una portavoz de la clínica donde fue operada, Irina Makarova, ha expliado que Katya sufrió una arritmia cardíaca y que su corazón paró de latir.

DE INTERES    »6 FORMAS DE SABER SI TU PAREJA ES INFIEL A TI

imagen

 

Compartir
Compartir