Actriz porno aclara algunas dudas sobre el cine triple X

Bella Vendetta, actriz porno conocida por sus escenas como dominatriz en la amplia gama de géneros de la industria pornográfica, además de contar con una página web oficial donde se puede descargar su curriculum y ver toda su experiencia laboral, cuenta con un blog, en el cual comparte diversos artículos de su autoría, en su mayoría con temas de índole sexual y consejos en esos temas que ella humildemente domina.

Así, la pornstar decidió aclarar ciertos mitos que existen sobre la industria del cine triple X en uno de sus artículos, con el cual podemos mandar al tacho muchas fantasías que se tejen sobre ese mundo de sexo, sexo, sexo y sexo.

1. “El sexo en la pornografía no es real”:
Esto se dice todo el tiempo. Bella Vendetta explica que, aunque sea una escena armada y dirigida, las penetraciones son reales, lo que se ve en pantalla es lo que está sucediendo. Y aunque se diga mucho que “en la vida real nadie tiene sexo así”, la actriz responde que en la vida real la gente tiene sexo de todas las maneras posibles, y la pornografía recrea algunas, muchas de ellas.

“Piénsalo de este modo: cuando miras un partido de futbol profesional, no dices ‘este futbol es falso’, aunque se vea diferente del futbol que tú juegas. Esos futbolistas son profesionales, han entrenado muy duro hasta volverse expertos, están haciendo algo a gran escala. Hay iluminación profesional y cámaras y editores. Sigue siendo futbol, sólo que es futbol profesional. El sexo en el porno es sexo real, hecho por profesionales con una producción de calidad profesional.”, explica Bella con un didáctico ejemplo.

2. “El porno está hecho por hombres para hombres”:
En verdad no, de hecho, existe el porno feminista, bastante serio y con entrega anual de premios y demás que se define como porno hecho por mujeres para mujeres. Además, también se sabe que existen muchas mujeres importantes en la industria con puestos de productoras, editoras, inversionistas y demás.

3. “Porno para todos”:
La lista va así: Porno softcore y hardcore, gay y lésbico, lésbico mainstream y alternativo, BDSM, de comedia, porno instructivo, queer, porno feminista, orgías, bondage, porno en baños públicos y mansiones, porno punk, gótico, geek y artístico, etc. Siempre hay algo diferente para gustos diferentes. A lo que nos lleva a que si quieres ver porno no hay que limitarse a lo que tienen a la mano o lo común, si tienen gustos diferentes es cuestión de buscar y a disfrutar.

4. “Todas fingen sus orgasmos”:
Afirma que algunas lo hacen y otras no, y que no hay que confundir los gemidos constantes con orgasmos fingidos; y que además existen productoras especializadas en orgasmos femeninos reales. “Sí, algunas fingen. Sería interesante revisar las estadísticas sobre las mujeres que fingen en la industria del porno versus las mujeres que fingen en sus dormitorios, con sus maridos y amantes” dice Bella. Por su parte, dice que todos sus orgasmos son reales.

5. “Todas las actrices están operadas”:
Bella asegura que no todas: “Yo no, y tengo amigas que tampoco”. También cuenta que la cirugía vaginal es muy común, pero que tampoco todas se someten a ella. “Legítimamente había visto mi vagina y había pensado: ‘Esta cosa es tan perfecta que necesita ser fotografiada y mostrada en las paredes de una galería’. Eso hice precisamente, y se inició en el porno.

De otro lado, ella afirma que no todas tienen el cuerpo de una muñeca y no por falta de operaciones, sino porque se gustan ellas mismas así al natural y gustan a su público así. Bella opina que “no nos hemos dado cuenta porque nos limitamos a buscar porno en tube sites y no pagamos por el porno que en verdad nos gustaría ver”.

6. “Todas las estrellas porno consumen drogas”:
Hay quienes las consumen, hay quienes abusan, hay quienes no las tocan. Es como puede pasar en cualquier lado y en cualquier ámbito laboral, la industria pornográfica está compuesta por gente muy diversa y no se puede generalizar.

7. “Las estrellas porno sufrieron abuso infantil”:
Esta es una realidad parcialmente cierta. Vendetta cuenta que ella misma fue abusada cuando era adolescente y sus papeles de dominatriz la han ayudado a superar esos problemas y sentirse poderosa. Por otro lado, la actriz cuenta que hay muchos que no han sufrido tales abusos. “Conozco a muchas personas en el porno que crecieron con lindas familias en los suburbios, fueron a la universidad y obtuvieron títulos, y que más tarde decidieron que querían probar con el porno porque los hacía sentir sexis”, dice Bella. La gente hace porno por muchas razones muy diferentes, y en su mayoría porque les gusta simplemente. Dejen de juzgar.

8. “Las pornstars tienen mucho dinero”:
“Es un trabajo. Un trabajo de tiempo completo requiere habilidad, clase y tacto para alcanzar el éxito. Así que si crees que es fácil y que cualquiera puede hacerlo, que lo único que hay que hacer es levantarse la falda para que el dinero caiga del cielo, te equivocas. ¡Es un trabajo!”, expresa la pornstar.

También cuenta que gran parte de los actores y actrices porno ni siquiera tienen contratos con productoras, sino que muchos lo hacen en su tiempo libre y las empresas se quedan con el mayor porcentaje de las ganancias. Como en cualquier trabajo, aquí a algunos les va bien y a otros no tanto. Todo es cuestión de habilidad para buscar el éxito.

9. “Las actrices porno son prostitutas”:
Muchos creen que como su trabajo es tener sexo con un desconocido frente a una cámara entonces lo pueden hacer con cualquiera que les pague, pero Bella dice que la cosa no es así. Aunque el sistema es parecido al de la prostitución: Sexo y paga; las actrices y actores porno están en igualdad de condiciones, no es que unos pagan a otros sino que construyen juntos la escena y la representación.

10. “Todas las actrices porno quieren sexo con cualquiera”:
“Lo sé, piensas que todas estamos muy calientes todo el tiempo, vagando por la casa en tacones de 12 centímetros y lencería, buscando penes al azar en la calle y masturbándonos mientras deseamos con ansias que uno de nuestros fans haya descargado ilegalmente nuestra última película, para que nos ofrezca acostarse con nosotras…”, dice Bella antes de matar la fantasía de muchos al explicar que por ser una mujer sumamente sexual no se acostarían con cualquiera que se aparezca delante de ella, primero tiene que parecerle atractivo.

Como ven, Bella Vendetta nos ha demostrado que al fin y al cabo, los actores porno son solo personas comunes y corrientes que tienen sexo con muchas personas atractivas frente a cámaras y ganan dinero por ello, nada fuera de la común ¿no?

Compartir
Compartir